M2M, imprescindible con el aumento de gadgets

Concepto

M2M o máquina a máquina (en Inglés Machine to machine): Hace referencia al intercambio de datos entre dos máquinas conectadas entre sí. Ya sea a través de la red o por enlace directo.

Básicamente es que cada vez más, las máquinas se comunican entre ellas sin necesidad de intervención humana. Envían y reciben datos que van tratando para desarrollar su función.

Un ejemplo sencillo sería el regulador del termostato que se comunica con otro sensor de temperatura en la calle para decidir qué temperatura establecer dentro. Dispositivos completamente funcionales que no necesitan a una persona detrás para interaccionar con el entorno.

¿Y por qué iba a ser imprescindible M2M?

Pues bien, en la electrónica de consumo se tiende a automatizar tareas y a volver “inteligentes” a los dispositivos. Para ello necesitan recibir datos del entorno, deben interaccionar continuamente actualizando el estado de una habitación, la calle, etc.

Toda esta información son bytes y bytes de datos que deben ser enviados con un tiempo de respuesta máximo. A esto se le suma la cantidad de dispositivos enviando información simultáneamente. Luego, cada dispositivo debe saber qué leer, qué es útil y almacenar todo lo que le llega para no perder datos valiosos.

La comunicación M2M entre dos dispositivos parece sencilla pero en un mundo que tiende a informatizar hasta la tostadora es un problema que dejará de ser trivial. Se deben optimizar las comunicaciones, corregir interferencias y, sobre todo, garantizar la seguridad.

Te levantas por la mañana y sin decir nada, tu cafetera ya está preparando el café. Cuando vas a coger las tostadas que tampoco has pedido, te aparece el consejito del día. Tu casa, que te conoce más que tú mismo, sabe que anoche estuviste de fiesta, así que mientras vas al aseo te prepara un baño. Y ya cuando decides ir a vestirte, en base a la temperatura, humedad y luminosidad de la calle, tu armario te muestra en una pantalla varias posibles combinaciones para hoy. Vas a salir a la calle. Todas las luces se apagan y se conecta la alarma sin que tu hayas dicho que te vas al trabajo.

Todos los ejemplos del párrafo anterior ocurren sin que tú tengas que decir nada ni tocar ningún botón. Y esto sólo es posible gracias a las comunicaciones machine to machine (M2M).

Y recuerda… Que Viene IPv6!

Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Murcia. Enfocando mis conocimientos al mundo de las redes e Internet of Things.

Siempre informado del mundo del desarollo web, social media y marketing digital.

Deja un comentario